PARA TODOS LOS GATOS Y GATUNOS

El Gato con Botas
ASTUCIA Y PICARESCA GATUNA

Esta divertida y entrañable historia que todos conocemos, tiene su origen en un cuento popular europeo que fue recopilado en 1695 por Charles Perrault dentro de su libro Histoires ou Contes du Temps passé (Historias y Cuentos de Tiempos Pasados, conocio en nuestro país como “Cuentos de antaño”). Traducido a muchos idiomas con el subtítulo utilizado en la original, “Los cuentos de mi madre Oca”, esta historia queda reunida junto con otras como La Cenicienta, La Caperucita Roja, La Bella Durmiente, Pulgarcito, Barba Azul en un libro de cuentos infantiles.

El gato con Botas, aparte de la peculiaridad de tener como personaje principal a un gato astuto que habla, aborda valores importantes como la creatividad, la constancia, la valentía y la amistad.

Sinopsis de El Gato con botas

El molinero del reino en su lecho de muerte deja todos sus bienes a sus tres hijos. El mayor hereda el molino; el segundo, el asno; y un gato como herencia al menor de sus hijos. El hijo se siente desafortunado pues considera que sus otros dos hermanos han tenido mejor suerte y esto anima al gato a usar su ingenio y creatividad para demostrarle lo útil que era.

El gato le pide a su amo un par de botas y un saco para salir de la pobreza. Éste, conociendo la astucia del gato le escucha y cumple con sus deseos. Ya dignamente calzado y con el saco al hombro, comienza a cazar presas que ofrece al rey haciéndole creer que son una cortesía de su amo el “Marqués de Carabás”.

Un día, sabiendo que el rey y su hija paseaban a orillas del río, trama una astuta coartada para presentar a su amo al rey, fingiendo que se estaba ahogando. Una vez salvado, el rey invita al “Marqués de Carabás” a volver junto a ellos y durante el camino, el gato con botas vuelve a ingeniárselas para hacerle creer al rey que su amo es dueño de los campos, los trigales e incluso de un hermoso castillo. La princesa queda locamente enamora del falso Marqués y el Rey, impresionado por las riquezas del Marqués, ofrece la mano de su hija al hijo del  molinero. Como ventaja de este suceso el gato se convirtió en un gran señor y solo corría tras los ratones para divertirse.

Gustav Doré (1832-1883).

Pintor, escultor e ilustrador, Gustav Doré fue el último de los grandes ilustradores franceses reconocido internacionalmente del S.XIX. Su éxito se fraguó a una temprana edad ya que con 15 años firmó un contrato muy ventajoso con una editorial para realizar una litografía por semana. Fue muy prolífico, trabajó en muchos proyectos y viajó por lugares pintorescos como nuestro país, visitando entre otras, las tierras del Hidalgo Caballero que ilustraría más tarde y que son unos grabados maravillosos llenos de detalles.

Adaptaciones importantes de este cuento

El Gato con Botas es una obra atemporal. Con el paso del tiempo, este cuento para niños ha cautivado a grandes y pequeños en las numerosas adaptaciones, muchas de ellas en cine y teatro. Además, ha servido de inspiración para otras muchas adaptaciones libres que contribuyen a enriquecer la historia original.

No podemos incluirlas todas y las más populares son las más modernas, adaptaciones al cine en formato de animación. El mismo año que se rodó Nosferatu (1922), Walt Disney realizó un cortometraje sobre este cuento, así os podéis hacer una idea de la importancia de esta historia dentro de la historia de la literatura. En 1969 se estrenó en Japón una película de animación que realizaba una adaptación cómica del relato original. En ella, el gato es rechazado por ayudar a un ratón y en su huida conoce a Pedro, un joven huérfano con quien correrá diversas aventuras.

Destacamos también la película animada francesa, La verdadera historia del gato con botas, del 2009 que narra una versión bastante libre del cuento. Y por supuesto, no podemos olvidar la aparición magistral de nuestro gatito calzado en la segunda entrega de la saga de Shrek en 2004 y que dio origen en 2011 al spin-off El gato con botas dirigido por Chris Miller con la producción de Guillermo del Toro. Luego vino el corto de El gato con botas: los tres diablos y recientemente se ha estrenado la segunda parte del largo, el Gato con botas 2, todo de Dreamworks.

Las innumerables ocasiones en las que se ha desarrollado este personaje tanto en el cine como en el teatro demuestran la genialidad y el potencial del cuento para ser adaptado a múltiples públicos, edades y formatos. Gracias a ello, hoy en día, millones de personas estamos familiarizados con el entrañable y valiente Gato con botas que nos ha conquistado con sus encantos y astucias.

Tiene una doble moralidad o al menos una moralidad ambigua. Si analizamos la obra nos refleja que son más importantes la mentira y el engaño que el trabajo duro y el esfuerzo a la hora de conseguir bienes.

Ilustración de Arthur Joseph Gaskin para Old Fairy Tales collected de S. Baring Gould, London, Methuen. 1895.

El Gato con Botas es inmortal. Curiosidades.

El gato en realidad es una gata y no lleva botas. La primera vez que se tienen noticias de esta historia data del S.XVI en la novela  Las noches agradables de Gianfrancesco Straparola, influenciando posteriormente a Charles Perrault y Jacob y Wilhelm Grimm.

Tiene una doble moralidad o al menos una moralidad ambigua. Si analizamos la obra nos refleja que son más importantes la mentira y el engaño que el trabajo duro y el esfuerzo a la hora de conseguir bienes. Con el tiempo, estos valores no tan positivos se han ido transformando en otros como la superación, el ingenio, la creatividad y la amistad.

Cortometraje de El Gato con Botas de Walt Disney. 1922.
Robinson. Ilustraciones para Old-time stories. New York. 1921.
Teatro Real de Madrid. Ópera de magia en cinco escenas basada en el cuento homónimo de Perrault. 2010-2011.
Película de animación japonesa El Gato con Botas. Producida en 1969 por Toei Animation.
Corto de animación incluido en la secuela de El Gato con Botas. 2012.
Antonio Banderas encarna a El Gato desde sus comienzos en Shrek. Esta es la primera parte de la secuela creada por Dremworks para este divertido personaje. 2011.
Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o pulse en Aceptar, también puede rechazar.    Más información
Privacidad